Cuanto más trabajo más suerte tengo - El día a día de tu negocio 🏭

Primero, esto es una realidad. Segundo, este consejo / pensamiento aplica para todas las personas, ya sea que tengas un negocio o trabajes para una empresa.

Algo que he notado recientemente sobre las ventas - aunque estamos con los consejos de operaciones - es que la constancia es muy importante. Nunca debes dejar de vender para no dejar de operar. Hay días buenos y días malos - o de aprendizaje -. Y tú nunca debes bajar los brazos.

Esta constancia hará que la gente crea en ti, te siga y, posiblemente, te admire. Al verte trabajando seriamente en tu negocio generando resultados la gente te llamará. Se te abrirán nuevas puertas. Crearás nuevas oportunidades. Algunas se convertirán en nuevos contratos y otras no, quizás tendrán potencial en el futuro o no es posible. Resolverás problemas, aprenderás, te ofrecerán sociedades, aparecerán nuevos negocios, etc.

Cuando las cosas te van saliendo, a eso le llamarán suerte. Tú lo llamarás trabajo duro o inteligente (como quieras llamarlo) pero, tú lo estás haciendo.

Por eso, no desfallezcas y sigue trabajando.

 

Todo suena bonito, ¿no? Aprovecho la oportunidad para hacerte estas preguntas: ¿En qué momento crees que debes rendirte? ¿Cuándo la constancia se convierte en terquedad?

Realmente, desconozco la respuesta y no es porque yo no me rindo o porque siempre pienso en positivo. Simplemente debe ser porque no lo he vivido, conversé con mi esposa sobre estas preguntas y quedé algo tocado pensando en ello.

 

Un abrazo.

👋🏽

No se aceptan más comentarios